Prefiero al osito como presidente que a Piñera.

¡VIVA OSITO!